El Eco Del Universo

El eco Del Universo

El eco Del Universo

El otro día leí, “La necesidad por conseguir, impide que nuestros sueños se cumplan”.

Para entenderlo y conseguir profundizar en esta frase, hay que hacer un ejercicio de introspección y responder con sinceridad: ¿Qué sentimiento predomina en mi interior, cuando voy en pos de conseguir algún propósito?

Cuando trabajamos por nuestros sueños, caemos bajo las redes de la necesidad para obtener algo que creemos carecer. Puede ser cualquier cosa: reconocimiento ajeno, agradecimiento, salud, dinero, éxito en tu empresa, poder… Si miramos nuestro interior con honestidad, percibimos que existe algo que no tenemos. ¿Qué sentimiento nos impulsa a desearlo? Podemos observar cómo, muy sutilmente, se camufla la sensación de escasez y la precipitada necesidad de obtener resultados. Es un sentimiento que pasa inadvertido, pero que nos enreda como a un pequeño bichito, nublándonos la razón y haciéndonos olvidar que existe una ley universal que dicta así: Todo lo que das, te será devuelto.

Normalmente se piensa que esta ley habla de lo material y de actos altruistas. Si eres generoso, recibirás agradecimiento. Si ayudas, esa ayuda te será devuelta cuando la requieras. Y eso es fantástico, siempre y cuando esos actos se realicen junto a un sentir que muchas veces está oculto y pasa desapercibido. El “universo” no entiende de acciones ni de palabras. Su lenguaje es el de la verdadera emoción que impulsa a actuar tal y como lo haces. Como rayos de un único sol, estamos unidos por hilos invisibles que crean una única Unidad. Bajo esta conciencia, lo que vemos en el exterior no es más que el marco de referencia de nuestros propios pensamientos y creencias. Embrujados por el reflejo de este espejo, enfocamos nuestros esfuerzos en obtener lo que creemos necesitar para conseguir nuestros propósitos. Inevitablemente, la vida, cuya función es la de reflejar tu sentir, responde de la misma manera; con carencia.

¿Qué podemos hacer para evitar desear desde la escasez? Para conseguir nuestros sueños debemos cambiar nuestra percepción y enfocar nuestra atención en lo que sí tenemos, en vivir en la abundancia, con la sensación de tenerlo todo, de ser afortunados por estar donde estamos, apreciando y valorando esas experiencias que aportan siempre una lección que aprender. Se pierde tanta energía enfocando nuestra atención en lo que no queremos, que no es de extrañar que la vida, como un espejo, rebote de la misma manera. Si se consigue cambiar el sentimiento que te impulsa a trabajar por tus deseos, es inevitable que se camine con confianza, sin miedo, aceptando el reto de este juego llamado vida y apostando por el placer de experimentar lo que pueda depararte la siguiente casilla del tablero del mundo. Si nos alejamos del escenario donde transcurre la partida, empiezas a divertirte por el camino mientras intentas llegar a la meta.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn